Tarjeta + cuidado

02-12-2008

Tarjeta Cuidado
Tarjeta +Cuidado

El pasado mes de septiembre con motivo de la celebración del Día Mundial de Alzheimer, la Sra. Consejera de Salud de la Junta de Andalucía y la Sra. Presidenta de la Confederación Andaluza de Familiares de enfermos de Alzheimer y otras demencias (CONFEAFA), presentaron a los medios de comunicación la TARJETA + CUIDADO.

Las Asociaciones llevamos más de tres años luchando por esta tarjeta que identifique a las personas cuidadoras habituales de pacientes con Alzheimer o demencia similar, para mejorar la atención y la accesibilidad al sistema sanitario, tanto de los pacientes como de sus cuidadores.

El objetivo general de la Tarjeta + Cuidado es establecer medidas de discriminación positiva para mejorar la atención y la accesibilidad al sistema sanitario de las personas afectas de Alzheimer y otras Demencias y a las personas que las cuidan, entendiendo la especial situación en la que se encuentran facilitando la intimidad y la personalización.

Se plantean 4 medidas de discriminación positiva: la Personalización, el Respeto, la Promoción de las Actividades Preventivas y la Mejora de la Atención.

Personalización: las personas diagnosticadas de Alzheimer tendrán un profesional de referencia en los distintos niveles asistenciales:

  • Atención Primaria: médico de familia, enfermera de familia, enfermera gestora de casos, trabajador social y responsable de la unidad de atención ciudadana.

  • Hospital: médico, enfermera referente, supervisora de planta, enfermera gestora de casos, trabajador social y responsable de la unidad de atención a la ciudadanía donde habitualmente ingrese el paciente.


Respeto a los principios básicos

  • Autonomía del paciente

  •  
    • Normas básicas mínimas que regulan la capacidad de las personas (documento Sitges).

    • Respeto a la Toma de Decisiones en estadíos iniciales, confrontando dicha capacidad con los familiares más cercanos.

    • Ofrecimiento y facilitación de Declaración de Voluntades Anticipadas, con inclusión de su preferencia en cuanto a la decisión de formar parte en ensayos clínicos con medicamentos en las fases más avanzadas.

    • Informar y orientar sobre el procedimiento de reconocimiento del grado de dependencia según establece la Ley.

    • Justificación en la historia clínica, en las situaciones que se considere precisa la contención mecánica de los pacientes (Guía de buenas prácticas).

    • Justificación en la historia clínica, en las situaciones que se consideren precisas la aplicación de una Sonda Naso-Gástrica (Guía de buenas prácticas).

 

  • Respeto a la intimidad y confidencialidad

  •  
    • Habitación individual (siempre que sea posible).

    • Box en urgencia que permita la intimidad.

    • Consultas que favorezcan la intimidad.

  • Respeto a la seguridad y al deber de no abandono del paciente

  •  
    • Promover la ubicación más idónea del paciente en función de sus preferencias, evolución de la enfermedad, características y apoyos sociales y la familia.

      • Domicilio

      • Instituciones sanitarias

      • Centros sociosanitarios

    • Todos los pacientes mantendrán un Profesional de Referencia sea cual sea su ubicación.


Promover las actividades preventivas

  • Ofertar el catalogo existente en función de la fase de la enfermedad.

    • Examen de salud para mayores de 65 años

    • Programa de vacunaciones

    • Atención bucodental

    • Rehabilitación física y fisioterapia

    • Terapia ocupacional

    • Estimulación cognitiva


  • Prevenir situaciones de maltrato, claudicaciones de cuidados y/o deterioro familiar

  •  
    • Elaboración de protocolos y programas de intervención intersectoriales encaminados a la prevención de estas situaciones.


  • Desarrollar Planes de Actividades Preventivas en pacientes con EA especialmente dirigidos a las estancias en urgencias hospitalarias y durante los ingresos hospitalarios a fin de prevenir complicaciones evitables (SCA, inmovilismo, incontinencias, malnutrición, UPP, desarraigo familiar y social…)

  • Fomentar la realización de talleres para cuidadores sobre técnicas de cuidados básicos y apoyo y afrontamiento para la enfermedad (Atención Primaria y Atención Hospitalaria).

  • Cooperación intersectorial en aspectos de promoción de la salud (envejecimiento activo y hábitos saludables).



Mejora de la Atención

  • Atención primaria

  •  
    • Valoración integral y plan de cuidados específico, incluyendo no sólo al paciente sino también al cuidador.

    • Adecuar la cobertura horaria de la atención domiciliaria.

    • Proporcionar material de apoyo en el domicilio que facilite el cuidado y prevenga lesiones de las personas cuidadoras.

    • Mejorar el acceso de los pacientes y cuidadores a los profesionales del Centro


  • Atención especial durante la estancia en Urgencias

  •  
    • Actividades encaminadas a prevenir el SCA.

    • Permitir el acompañamiento familiar.

    • Identificación de la persona cuidadora familiar.

    • Espacios reservados.

    • Atender a los requerimientos básicos (comida, eliminación luz…)


  • Ingreso Hospitalario

  •  
    • Ventanilla única que gestione, oriente y priorice la atención.

    • Facilitar, por parte del profesional de referencia, y siempre que familia así lo decida, el ingreso como tiempo de descanso y respiro del cuidador, fomentando que permanezca en el domicilio y evitando que esté en el hospital 24 horas.

    • Participar en los cuidados diarios, siempre que la persona cuidadora lo desee (aseo, alimentación, cambios de pañal, cambios posturales…) valorando previamente los conocimientos y habilidades de la persona cuidadora para los cuidados básicos que pueda seguir necesitando el paciente tras su vuelta al domicilio.

    • Información sobre educación sanitaria, recursos, fomento del autocuidado, técnicas de relajación, así como el consejo e intervenciones encaminadas a evitar el cansancio del rol de cuidador, preferentemente en talleres grupales interdisciplinares en la propia planta del hospital.

    • Planes de actividades preventivas para prevenir complicaciones evitables.

    • Medidas de adecuación y adaptación del entrono a las necesidades de las personas cuidadoras.

  •  
    •  
      • Dieta a los cuidadores

      • Espacios o escenarios que faciliten ayuda mutua

      • Flexibilidad horaria para información

      • Ingresos programados (claudicación familiar)

      • Priorizar gestión de ambulancias para los traslados

Inclusión en el proyecto

  • Los criterios de inclusión son los que aparecen recogidos como criterios de entrada en el Proceso Asistencial Integrado Demencias.

  • La valoración cognitiva del paciente y el diagnóstico del paciente se hará conforme al citado PAI.

  • Además de la identificación del paciente es necesario identificar a las personas que le cuidan.

  • La inclusión en el proyecto se realizará tras la valoración de la propuesta por la comisión de evaluación creada en cada Centro de Salud para tal fin.

  • Se informará a la persona cuidadora de las medidas puestas a su disposición.

  • La inclusión en el proyecto y la obtención de la tarjeta facilitará:

  •  
    • Mejora de la accesibilidad al sistema sociosanitario.
    • Personalización de la atención.
    • Promoción de la visita domiciliaria.
    • Fomento de redes de apoyo social formal e informal.
    • Coordinación interinstitucional con los recursos que están implicados en la intervención, ya sean públicos o privados.
    • Acto único administrativo.
    • Preferencia en citas.
    • Derecho de acompañamiento en urgencias y en la estancia hospitalaria, según la normativa vigente.
  • Se garantizará la intimidad y la confidencialidad respecto a la enfermedad según los supuestos contemplados en la Ley de Protección de Datos, separando los datos clínicos (en este caso el diagnóstico) de los datos administrativos del paciente, con el fin de garantizar confidencialidad.


Implantación de la Tarjeta + Cuidado

  • Emisión inicial de 30.000 tarjetas en blanco que se distribuirán a las 33 Direcciones Gerencias de Atención Primaria del Servicio Andaluz de Salud, y que estos deben hacer llegar a los Centros de Atención Primaria.

  • Identificación de las personas cuidadoras cuando los pacientes sean incluidos en el Proceso Asistencial Demencias, independientemente del tipo de Demencia y del estadio de la enfermedad en que se encuentren.

  • Las personas cuidadoras podrán acceder a dicha tarjeta de dos formas:

 

  •   A través del Centro de Atención Primaria

 

  •  
    •  
      • Pacientes ya incluidos en el PAI Demencia. Desde los centros de salud se obtendrán los listados de pacientes incluidos en el PAI Demencias a partir de los que las enfermeras de familia contactarán con las personas cuidadoras de estos pacientes.
      • Pacientes ya dados de alta en el Plan de Atención a Cuidadoras de Grandes Discapacitados. Las enfermeras Gestoras de Casos revisarán los pacientes discapacitados que tienen inluidos hasta el momento en este Plan para completar la información referente al diagnóstico Alzheimer-Demencia para gestionar la tarjeta.
      • Nuevos pacientes. Tras su inclusión en el PAI Demencias las personas cuidadoras serán valoradas por la enfermera de familia o la enfermera gestora de casos que propondrà su inclusión en el Plan de Mejora de Atención a Cuidadoras. Las propuestas las valorará la comisión de evaluación del centro de salud y en caso de ser aprobada se procederá a su inclusión en la base de datos.

    • A través de las AFA’s 
      • Desde las AFA’s se facilitará un listado a los Centros de Salud de cada localidad, siempre que así los decidan las personas cuidadores, los nombres de los pacientes, su número de historia clínica y el nombre de la/s persona/s cuidadora/s.  
      • Tras comprobar que dichos pacientes están dados de alta en el PAI Demencias se procederá a la emisión de la tarjeta.

Volver

Añadir comentario

*
*
Por favor, suma 4 y 7.*