Emotiva carta de agradecimiento de familiares a AFA Huelva

19-03-2015

A/A: Asociación Familiares de Personas con Alzheimer y otras demencias (AFA-Huelva).

Como sabéis, el pasado 19 de Febrero tuvo lugar el fallecimiento de nuestra madre Estrella, asistente a los talleres que se imparten en vuestra asociación…después de estos días de tristeza y pena que nos han embargado, no queríamos dejar pasar la ocasión de transmitiros nuestro agradecimiento y afecto por la inestimable ayuda y atención que encontramos en AFA Huelva desde el primer momento.

Recuerdo que llegamos a vosotros hundidos y totalmente desbordados por las circunstancias, e impacientes por transmitiros nuestro desasosiego, nuestro abatimiento y nuestra desesperanza, en la creencia cierta de que este esfuerzo también sería inútil y vano; y así os lo manifestamos en nuestra primer contacto porque nos parecía del todo imposible vencer las reticencias de nuestra madre a participar en cualquier tipo de actividad…

También recuerdo vuestro trato afable, cálido y cercano, la sensación de sentirnos acogidos, escuchados y reconfortados, vuestra comprensión y empatía, aquellas primeras palabras cargadas de ánimo y positivismo que nos infundió ese anhelado instante de paz y tranquilidad de quién se sabe en buenas manos…y sobre todo, y para nosotros sin duda lo más importante, el cariño…el cariño y la ternura que desde un principio distéis a nuestra madre…

Nuestra madre llegó a vosotros siendo ya apenas una tenue sombra de la persona que fue, desde hacía mucho tiempo había abandonado todo aquello que en otra época le llenaba y satisfacía, había perdido incluso el gusto por esas pequeñas cosas que a todos nos alegran la vida, cosas sencillas como comer un dulce, ver una película, comprar algo que se nos antoja, leer una revista, dar un paseo, conversar con las amistades…hacía ya mucho que ella no sentía interés por nada, y por esa misma razón creíamos difícil que pudiera producirse en ella ningún cambio.

Pero lo cierto es que nos equivocamos, y a pesar del poco tiempo que estuvo entre vosotros, tenemos que reconocer que AFA Huelva hizo mucho por nuestra madre…de entrada nos abrió una nueva vía de comunicación con ella…a partir de entonces cuando le preguntábamos por los talleres siempre tenía que contarnos alguna cosa de las que había hecho durante el día, estaba contenta con sus “maestras”-como decía ella- y con sus compañeras de mesa y, últimamente, siempre  tenía una frase en la boca…”a mi me quieren mucho las maestras porque yo me porto muy bien y hago todo lo que me dicen…”, eran palabras de alguien que se sentía rodeada de atenciones y de cariño.

Se que seguramente fuisteis los últimos en conseguir que a sus labios aflorara una sonrisa, esa eterna sonrisa que nuestra madre un día perdió y ya en muy raras ocasiones volvimos a disfrutar…Y también tenemos que agradeceros eso, el que lograrais conseguir sacarla de esa tristeza infinita, que hacia mucho se había apoderado de su alma, aunque tan solo durara un instante o un breve momento por pequeño que este fuera…

En su último día de talleres –el día 18 de Febrero- regresó a casa algo resfriada, y a pesar de que le dijimos que al día siguiente se quedara en cama, nos costó mucho convencerla porque decía que ella…”quería ir “al cole”…que tontería quedarse en casa por un simple resfriado”… Quiero deciros con esto que, finalmente, ella encontró en vosotros “algo” especial. Conseguisteis que se mostrara interesada y, sobre todo, conseguisteis que se sintiera feliz y contenta en esos últimos días de su vida…algo de lo que queríamos dejar constancia dando testimonio de ello…

Solo nos queda agradeceros a todos la labor que realizáis, tanto con los pacientes de estas terribles enfermedades como con nosotros, sus familiares.

Nuestro más sincero agradecimiento de todo corazón…a Ángela, a Rocío, a Estefanía, a Eva y a Silvia, que también nos arroparon con su calor en el tanatorio en esos momentos tan difíciles; y, por supuesto, a todo el personal de AFA Huelva por vuestro cariño, entrega y profesionalidad.                                                                                   

                                                                                         Afectuosamente.

                                                                                        Estrella y Evaristo.

Volver